Cuidados del gato

Cuidados del gato

A continuación os dejo algunos consejos para el cuidado de vuestro gato:

  1. Cuidados externos:

Oídos: deben estar limpios de cerumen y libres de pelos. Para ello, deberán arrancarse los pelos del interior del conducto auditivo tirando con los dedos,  y se utilizarán gotas limpiadoras quitando los restos con algodón (no deben introducirse bastoncillos). La frecuencia dependerá de la raza y de los baños, ya que puede penetrar agua que predisponga a padecer otitis.

Ojos: deben estar limpios de legañas, eliminando las secreciones con suero fisiológico y papel secante (no utilizar algodón o gasas) diferente para cada ojo, arrastrando desde el canto más externo al interno.

Existen razas cuya conformación anatómica hace que lagrimeen más (Persa), debiendo limpiarse a diario. Además debe prestarse atención en los baños, evitando que entre jabón y aclarando bien con agua para no producir úlceras.

Dientes: recomendamos acostumbrar a la higiene oral diaria, mediante una gasa enrollada en el dedo y más adelante con cepillo de dientes de cerdas blandas, frotando sobre la superficie externa dental. Además existen pastas dentífricas y geles especiales para gatos, que pueden ser ingeridos.

Piel y pelo: en condiciones normales realizan dos mudas al año, en primavera y otoño, pero con los cambios caseros de temperatura y luz se provoca caída de pelo durante todo el año. En su cuidado influyen tanto la nutrición con un pienso adecuado, que incluya vitaminas y ácidos grasos, como el cepillado diario para eliminar pelos muertos y prevenir la formación de nudos. Es preciso desenredar el pelo antes del baño, para facilitar el posterior cepillado y secado. El baño se realizará máximo una vez al mes, con champú para gatos y aclarando con abundante agua. En cachorros se retrasará el primer baño hasta finalizar las vacunas, pudiendo utilizar mientras tanto champú en seco.

Las uñas se cortarán evitando que lleguen a clavarse en las almohadillas.

Desparasitación externa: frente a garrapatas, pulgas, piojos y mosquitos vectores de enfermedades y transmisibles a las personas. Existen collares, sprays, pipetas…

  1. Cuidados internos:

Alimentación: Los piensos de gama media-alta están formulados para cubrir todos los nutrientes necesarios en el crecimiento de los gatitos, no debiendo suplementarse con calcio ni otros alimentos. El número de tomas será  2 ó 3 al día o bien ad libitum, y las cantidades irán aumentando, siguiendo de forma orientativa las tablas del envase. Siempre deberá tener acceso al agua. Los cambios en la alimentación deben realizarse de forma paulatina, mezclando la comida anterior con cantidades cada vez mayores del nuevo pienso.

No deberán comer restos de comida casera, lácteos, chocolate y otros dulces, embutidos….ni plantas que en muchos casos son venenosas.

Para evitar la formación de bolas de pelo en el estómago puede administrarse malta o aceite mineral.

Desparasitación interna: frente a nematodos (gusanos redondos) y cestodos (gusanos planos), incluyendo al quiste hidatídico que afecta a personas. Debe realizarse cada 2 meses mediante pastillas o jarabes y a todos los animales que vivan juntos a la vez, además de mantener unas normas de higiene básicas (lavado de manos antes de comer, recogida de deyecciones…)

  1. Vacunas e identificación:

El protocolo de vacunación dependerá de la edad a la que acuda el cachorro por primera vez a la clínica, debiendo estar desparasitado previamente. Además aconsejamos realizar el test de Leucemia e Inmunodeficiencia en caso de ser gatito recogido de la calle. Las enfermedades contra las que recomendamos vacunar son Calicivirus, Panleucopenia, Rinotraqueitis y Leucemia.

Es obligatoria la identificación mediante chip antes de un mes de haberlo adquirido, siendo opcional la vacuna de Rabia (salvo viajes al extranjero). En caso de extravío deben denunciarlo antes de 48 horas para que no se considere abandono.

Si van a viajar con el gato a otro estado miembro de la Unión Europea debe ir acompañado de un pasaporte.

  1. Chequeo anual:

Recomendamos realizar una revisión anual con análisis de sangre, de orina    y heces. En caso de embarazo de algún miembro de la familia en contacto con el gato, aconsejamos realizar  la prueba de Toxoplasmosis en suero.

  1. Esterilización:

Tanto en hembras como en machos se recomienda la esterilización, si no se quiere criar,  antes de los 6 mese de edad.

La esterilización en hembras previene de infecciones uterinas y tumores mamarios. Si se realiza antes del primer celo reduce el riesgo de tumores malignos en un alto porcentaje (en torno al 90-95%).

En machos evitaríamos tumores testiculares y problemas con la próstata; y en algunos casos ciertos problemas de comportamiento.

Por otro lado, hay que tener presente que al esterilizar a nuestra mascota el nivel de hormonas se reduce al igual que su actividad física y por lo tanto hay más riesgo de obesidad que en animales sin castrar, pero esto es fácil de controlar con una alimentación adecuada a su nueva situación.

La recuperación tras la cirugía es bastante buena y rápida.