Chinchilla

Recomendaciones sobre la dieta de las chinchillas

La base debe ser el heno, pellets de alimento de chinchilla ( 20% fibra, 4% grasa, 36% hidratos C y 16% proteína) y alfalfa como fuente de calcio(durante la gestación y crecimiento de crías), suplementados con semillas y hierbas en menor proporción: diente de león seco, pétalos de rosa y escaramujo (muy ricos en vitaminas y carotenoides), avena (1 cucharita semanal), lino (4 semillas semanales), algarrobas y semillas de cardo.

Las frutas y verduras no son básicas en su dieta y mejor administrarlas en seco por su alto contenido en agua. Se puede probar la zanahoria y sus hojas, acelgas, escarola, espinaca, frutas no cítricas…

Los frutos secos y pasas como premio, porque les encantan pero tienen alto contenido graso, dos días a la semana.

Deben tener maderas para roer, siempre sin insecticidas, barniz, pintura o resina; se recomiendan de manzano, peral, nogal, avellano, morera, frambuesa, madroño, pino… Y evitar plantas tóxicas como Aloe vera, flor de Pascua y menta.

No hay que olvidar que sufren con temperaturas superiores a 28º y humedad alta. Para el cuidado del pelo se debe colocar un baño de arena de marmolina 5-10 minutos varias veces en semana y acostumbrar al cepillado.